miércoles, 27 de enero de 2016

COLUSIÓN: LOS TESTIMONIOS QUE PUSIERON A LOS SUPERMERCADOS EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS

La investigación de la Fiscalía Nacional Económica que reveló el “cartel de los pollos” y culminó con las empresas avícolas condenadas, tenía ya en 2011 testimonios sobre un acuerdo para que los supermercados no vendieran bajo el precio de costo. CIPER revisó ese expediente y encontró las primeras pistas que permitieron acusar ahora a Cencosud, SMU y Walmart por conductas colusivas. La regla venía impuesta desde las empresas productoras de pollo, pero los emails dados a conocer por la FNE indican que los empleados de supermercados vigilaban que se cumpliera.

Por Francisca Skoknic y Juan Pablo Figueroa

miércoles, 13 de enero de 2016

LAVADO DE ACTIVOS: CÓMO SE COCINÓ EL CAMBIO LEGAL QUE ELIMINÓ EL RIESGO DE CÁRCEL PARA EL DELITO DE CUELLO Y CORBATA

En febrero de 2015 se promulgó la ley que bajó las penas para quienes cometen delitos económicos o de corrupción y son acusados de lavado de activos. Ya se beneficiaron los autores del fraude de La Polar, pronto lo harán los imputados por acreditaciones universitarias dolosas y podría favorecer también al ex subsecretario Pablo Wagner. Siete años estuvo en el Congreso el proyecto que buscaba otorgar “proporcionalidad” en las penas, pero cuyo detalle se selló en una “cocina” sin parlamentarios. Actor clave fue el penalista Juan Domingo Acosta, quien negoció con el Ministerio Público y la UAF.

viernes, 8 de enero de 2016

NUEVA COLUSIÓN POR EL PRECIO DEL POLLO: ACUSAN A LAS TRES PRINCIPALES CADENAS DE SUPERMERCADOS

Los escándalos por colusión que comprometen a grandes empresas y que impiden la libre competencia en el mercado nacional no dan tregua. Esta vez fue el turno de las tres principales cadenas de supermercados -los de Censosud, del Grupo Paulmann; SMU, del Grupo Saieh y Walmart, de la familia estadounidense Walton- los que fueron acusados por la FNE de coordinarse entre 2008 y 2011 para fijar precios de venta de pollo fresco al público. Los emails delatan a ejecutivos de supermercados y productores avícolas. La autoridad económica pide que se aplique la multa máxima.

Por Francisca Skoknic y Juan Pablo Figueroa