miércoles, 30 de abril de 2014

FUNCIONARIOS DE COPESA VOTAN A FAVOR DE HUELGA


La primera movilización pública de los trabajadores agrupados en el Sindicato Nº 3 del Consorcio Periodístico de Chile S.A. (Copesa) fue el pasado jueves 24 de abril, cuando salieron a avenida Vicuña Mackenna, detuvieron el tránsito y se manifestaron con pancartas frente al edificio corporativo del grupo. Todo duró apenas una media hora, pero bastó para generar ruido. Según publicó esa misma jornada Cambio21, la movilización pretendía mostrar el descontento interno que se desató el año pasado entre periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos y diseñadores cuando comenzaron las políticas de “racionalización económica”, las que ya han costado casi 500 puestos de trabajo. También denunciaban su inconformidad ante la última oferta presentada por la empresa, respecto al proyecto de contrato colectivo de trabajo presentado por ese sindicato en conjunto con el Sindicato Nº 2 de Administración y Ventas (ver video).

viernes, 11 de abril de 2014

EL PAGO QUE ECHÓ ABAJO LA POSIBILIDAD DE QUE EL HIJO DE CARLOS LARRAÍN VAYA A LA CÁRCEL


Hernán Canales murió atropellado la madrugada del 18 de septiembre de 2013 en medio de una oscura ruta de Curanipe, en la Región del Maule. Tenía 39 años. Martín Larraín Hurtado, hijo menor del presidente de RN, Carlos Larraín, era quien conducía el jeep que lo arrolló y luego escapó. Lo que vino después fue una serie de incongruencias y contradicciones en los relatos que Martín Larraín y quienes lo acompañaban esa noche entregaron a la Fiscalía Local de Cauquenes. Primero dijeron que habían estado bebiendo antes y después del accidente; luego dirían que no había sido así. También algunos señalaron que Canales había muerto al instante, pero el mismo Larraín Hurtado aseguró que, antes de huir, se quedó 25 minutos junto al hombre que aún emitía “sonidos guturales” (ver artículo de The Clinic). Pero lo cierto es que nadie le prestó ayuda alguna. El informe del Servicio Médico Legal (SML) determinó poco después que de todas formas no habría servido de nada: Canales no tenía chances de sobrevivir. Luego se sabría que ese informe estaba basado en una autopsia que nunca se realizó y que las lesiones que consignaba eran falsas.