jueves, 31 de mayo de 2012

PATAGONIA... ¿SIN REPRESAS?

De tanto en tanto, aparece un documento que más que un papel, parece una bomba. Que se firma, se mete en un sobre, se envía al destinatario, se publica y entonces explota. La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) recibe todos los días comunicados de las empresas que operan en el mercado de valores indicando cambios de directorio, aumentos de capital, giros en sus líneas de negocio o cualquier otra cosa que a juicio de la compañía, sea importante de informar. Esos son los "hechos esenciales": cualquier información que sea relevante para que los accionistas tomen decisiones informadas antes de invertir. La información que le envían a la SVS suele ser de importancia, pero rara vez es explosiva. Muy pocas veces puede poner en jaque la continuidad de una inversión tan millonaria y polémica como la que Hidroaysén tiene en curso para instalar y operar cinco centrales hidroeléctricas en la Patagonia. Pero el documento que recibió ayer, lo hizo.