viernes, 7 de diciembre de 2012

CRISIS DE LA U. DEL MAR: 1.500 ALUMNOS QUEDAN A LA DERIVA EN SIETE PAÍSES DE LATINOAMÉRICA

“La escuela con mayor presencia en Latinoamérica”. Así reza el eslogan de la Escuela Internacional Uglobal, la plataforma de la U. del Mar que ofrece desde 2008 programas de estudio e-learning y medial presencial en Perú, Colombia, España, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia. CIPER comprobó que con el anuncio del cierre de la UDM, más de 1.500 estudiantes de los al menos 35 programas de licenciaturas, diplomados, cursos de especialización, magíster y doctorados, viven hoy la incertidumbre. Ese lucrativo negocio está controlado por el ex miembro de la junta directiva de la UDM, Raúl Baeza Aspée, y dirigido por su hijo, Sebastián Baeza.

Por Tábatha Guerra y Juan Pablo Figueroa




Maximiliano Vélez es contador y profesor universitario en Colombia. En abril de 2012, se matriculó en la maestría online de finanzas corporativas dictada por la Universidad del Mar a través de su escuela de postgrados Uglobal. “Yo quería estudiar en una universidad chilena, por el prestigio que tienen en Latinoamérica”, admite desde Medellín. Cautivado por la flexibilidad horaria que la modalidad e-learning le ofrecía, no dudó en pagar al contado los US$5.000 requeridos para matricularse en la universidad con más sedes de Chile.

Maximiliano admite que los primeros meses sólo tuvo elogios para su maestría. Los profesores eran reputados profesionales del mundo de las finanzas y la calidad de los cursos era excelente. Pero todo cambió hace tres semanas, cuando por la prensa chilena se enteró de la solicitud de cierre dictada por el Mineduc contra la U. del Mar. Exigió respuestas a la universidad, pero le aseguraron que el cierre era sólo un rumor. Incrédulo, decidió comunicarse con CIPER. Así supo que el 9 de noviembre el Consejo Nacional de Educación (CNED) notificó oficialmente al rector Patricio Galleguillos el cierre definitivo del plantel. De inmediato concluyó que existían posibilidades fundadas de no titularse en la UDM y que, de hacerlo, su título no valdría los US$5.000 que pagó:

-Estoy defraudado. Sigo cursando mis materias e intentando creer que no ha pasado nada porque gasté mucho dinero, pero si la universidad cierra tengo miedo de perder lo que invertí. Y si no cierra, no sé si valga la pena salir de una institución como la UDM -afirma resignado.

La solicitud formal del cierre de la Universidad del Mar confirmó lo que más de 16 mil familias chilenas temían. Pero también arrastró a la debacle a más 1.500 alumnos extranjeros que cursan estudios en modalidad semipresencial y e-learning con la UDM, una arista del modelo de negocios instaurado por los dueños del plantel que hasta ahora se desconocía. CIPER comprobó que, desde 2008, la plataforma de postgrados de la U. del Mar controlada por el socio fundador y ex miembro de la junta directiva de la UDM, Raúl Baeza Aspée, y dirigida por su hijo Sebastián Baeza Ansoleaga, ha firmado convenios internacionales con seis instituciones de Bolivia, Perú, Brasil, España, Colombia y Argentina, que en total dictan al menos 35 programas de licenciaturas, diplomados, cursos de especialización, magíster e incluso doctorados.

Ninguna de las seis instituciones en convenio con la Uglobal sabe de la notificación que el CNED cursó a la Universidad del Mar. Tampoco que, de acuerdo a la dirección ejecutiva del Consejo, no hay seguridad de que los 1.500 alumnos puedan finalizar sus estudios en dicha universidad. Pero sí conocen cómo opera el negocio de Uglobal, caracterizado por la alianza con instituciones extranjeras con experiencia en la captación de alumnos y la implementación de plataformas tecnológicas para dictar cursos en modalidad e-learning. Un negocio de bajo costo que permite que universidades privadas -como la U. del Mar- expandan su oferta académica a lugares tan diversos como Brasil o España, y que, de acuerdo al ex rector de la UDM, Raúl Urrutia, permitió a Raúl Baeza Aspée obtener sólo en 2012 $130 millones por concepto de honorarios.

En esta investigación, CIPER desentraña el modelo de negocios de la educación a distancia de la Universidad del Mar, uno que hoy tiene a más de 1.500 extranjeros a la espera del dictamen final del cierre de la universidad privada con presencia en más países de Hispanoamérica.


UNA UNIVERSIDAD DE NOMBRE CHILE

Actualmente, Uglobal es dirigida por Sebastián Baeza Ansoleaga, hijo del socio fundador y ex miembro de la junta directiva de la U. del Mar, Raúl Baeza Aspée, quien asoma como el controlador de este negocio internacional con más de 1.500 extranjeros. De las 85 empresas que CIPER identificó como parte de la red de sociedades creadas para controlar la universidad, tres entregan indicios de la relación de Baeza con Uglobal. La primera es Openglobal Faculty Ltda., creada en 2008 por Baeza, en sociedad con Héctor Zúñiga y el ex director de Desarrollo de la UDM, Sigfried Ziller. En el SII registra actividades por “educación a distancia (Internet, correspondencia, otros)” y “servicios personales de educación”, el mismo giro de Uglobal. Ese mismo 2008, Raúl Baeza formó otras dos sociedades que, al menos por nombre, también podrían estar ligadas al mismo proyecto de e-learning: Global University Ltda., creada en sociedad con su hijo Sebastián, y Global Security Ltda., que constituyó junto a Eduardo Medel, director de Finanzas de la UDM; e Iván Stenger, director de la Escuela de Ciencias Criminalísticas de la misma institución.“La escuela con mayor presencia en Latinoamérica”. Así reza el eslogan de la Escuela Internacional Uglobal, la plataforma de la Universidad del Mar que ofrece programas de estudio bajo modalidad e-learning y medial presencial en Chile y otros siete países: Perú, Colombia, España, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia.

Tal como expresa su eslogan, la internacionalización ha sido la clave para que los controladores de la UDM obtengan lucrativas ganancias. Para lograrlo, Raúl Baeza y su hijo Sebastián han iniciado, al menos desde 2008, una red de convenios con instituciones extranjeras especializadas en la captación de alumnos de programas e-learning. La empresa boliviana UVirtual es una de ellas. Creada en 2007 por el ex rector de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra, José Antonio de Chazal Palomo, en su sitio web UVirtual se denomina como una “institución académica que conecta universidades y estudiantes en todo el mundo”.

Su conexión con la U. del Mar parte en 2011, cuando Raúl Baeza Aspée firma un convenio para dictar maestrías en modalidad e-learning con UVirtual, motivado por el ex director de educación continua de la Universidad de Viña del Mar, Óscar Oliva Salgado. Oliva conocía a la perfección UVirtual. Durante sus 21 años como director de la UVM, ideó cinco programas online que en 2010 la U. de Viña del Mar comenzó a dictar junto a UVirtual, los mismos que un año más tarde presentaría a Raúl Baeza. En el acuerdo con la UVM, se estipuló que la universidad desarrollaría los programas académicos y mensualmente pagaría un porcentaje de los pagos de los alumnos a UVirtual, la que aportaría la plataforma tecnológica y la captación de estudiantes, algo que Óscar Oliva admite como el valor agregado de la empresa boliviana:

-La principal capacidad de UVirtual es la venta. Cuando empezó el convenio con la Universidad de Viña del Mar teníamos 40 alumnos, que ya era bastante porque la UVM por sí sola vendía a lo más 10 ó 15 alumnos. Ya al segundo año, gracias a UVirtual, teníamos 120 -explica Oliva.

Tras la compra de la UVM por parte del conglomerado Laureate International Universities, la universidad finaliza el convenio con UVirtual y despide a Óscar Oliva, quien decide presentar el proyecto a los controladores de la U. del Mar, la competencia directa de la UVM en la Quinta Región. Fue así como Raúl Baeza Aspée escuchó por primera vez de UVirtual y de su capacidad para captar estudiantes. Deslumbrado por el rápido aumento de alumnos que logró la U. Viña del Mar, Baeza vio en UVirtual la mina de oro que expandiría su proyecto de educación e-learning –Uglobal- a toda Latinoamérica.

Tras firmar el convenio, UVirtual y la UDM crean en Chile la plataforma digital Uonline.cl, sitio web donde se ofertarían las maestrías en el Cono Sur y se dictarían los cursos. Según consigna el Diario Oficial, el 18 de agosto de 2010 el director ejecutivo de UVirtual, José Antonio de Chazal Palomo, solicita al Ministerio de Economía chileno la marca “Uonline”, cuyos servicios serían “educación, formación, esparcimiento, actividades deportivas y culturales”.

En marzo de 2011, la Universidad del Mar inició su primera versión de las maestrías en Dirección de Proyectos, Gestión de la Industria de los Hidrocarburos, Gestión Integrada de la Calidad, Seguridad y Medio Ambiente, Finanzas Corporativas y Dirección de Marketing. El poder de UVirtual para captar alumnos en Latinoamérica, y en especial en Colombia, han hecho que hoy, tras cinco versiones de las maestrías, la UDM cuente con 1.240 alumnos extranjeros sólo gracias a este convenio.

Óscar Oliva explica que, entre universidades privadas, este modelo de internacionalización basada en convenios con instituciones como UVirtual, es un nicho que, a bajo costo, genera grandes dividendos. Según Oliva, el auge en los últimos años de este modelo se debe a dos factores claves: la gran oferta de programas ofrecidos en Chile, que ha hecho que el negocio se traslade al extranjero, y la calidad que se asigna en Latinoamérica a la educación chilena:

-Estos programas se basan en un concepto clave: la marca “Chile”. Lo que compran los extranjeros no es la U. del Mar ni la U. de Viña del Mar, es una gran universidad llamada “Chile”. Y como acá todas las universidades compiten por alumnos, la venta de cursos en el país se hace más difícil. Por eso el negocio de los postgrados de las privadas está en el exterior -admite Óscar Oliva.


UVIRTUAL SE DESVINCULA DE LA U. DEL MAR

El auge de Uglobal en Latinoamérica terminaría de golpe el 29 de mayo. Ese día, y tras sólo 43 días en su cargo, se hacía pública la renuncia del entonces rector de la U. del Mar, Raúl Urrutia, quien acusó a los dueños de la universidad de que aún debiendo $550 millones a sus trabajadores y profesores, habían preferido pagar $600 millones de arriendo a inmobiliarias que ellos controlaban.

Desde entonces, la UDM se sumió en una debacle. Protestas de los estudiantes exigiendo la renuncia de la junta directiva y una investigación de la fiscalía por las asesorías prestadas a la universidad por el ex presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, Eugenio Díaz, fueron las consecuencias inmediatas de las acusaciones del ex rector Urrutia. El tiro de gracia vendría una semana después de su renuncia, cuando el 4 de junio el Mineduc inicia una auditoría académica y financiera para determinar las irregularidades cometidas por los socios fundadores y actuales controladores de la universidad, Raúl Baeza, Mauricio Villaseñor, Sergio Vera y Héctor Zúñiga. Uno de los ejes de esa investigación fueron las dos cuentas que la U. del Mar tiene en los bancos Scotiabank e Itaú (una en dólares y otra en pesos chilenos, respectivamente), las que a pocos meses de iniciada la auditoría, y de acuerdo a fuentes al interior de la UDM, fueron congeladas a petición del Mineduc.

La crisis no tardó en llegar a oídos de los bolivianos de UVirtual. Desesperados por las consecuencias que un convenio con una universidad investigada por el Mineduc tendría en la captación de alumnos, y por ende en sus ganancias, UVirtual inicia una estrategia para borrar cualquier relación con la UDM y así mantener intactos sus niveles de ventas de cursos e-learning.

La primera táctica fue evitar que, tras el congelamiento de sus cuentas bancarias, la U. del Mar dejara de pagarles el porcentaje que les corresponde de las mensualidades de los estudiantes. Para ello, en junio de este año, y justo después de la denuncia del ex rector Urrutia, UVirtual migra los pagos de los alumnos desde la cuenta en dólares que la UDM tiene en el Banco Scotiabank de Chile, hacia una de UVirtual en el banco UBS AG de Zurich, Suiza.

Este abrupto traslado de cuentas bancarias de inmediato despertó las sospechas de los alumnos de las cinco maestrías que la UDM dicta junto a UVirtual. El colombiano Wilmer Castañeda fue uno de los afectados. Sorprendido por el cambio de cuentas, el alumno de primer año de la maestría online en Finanzas Corporativas de inmediato se contactó por correo electrónico con Tatiana Crespo, encargada del Departamento de Administración y Finanzas de UVirtual en Chile, quien le indicó que el traslado al UBS AG de Suiza se debía únicamente a razones administrativas y de mejora en el proceso de verificación de pagos.

Desde Bolivia, un responsable de UVirtual corroboró a CIPER lo expuesto por Tatiana Crespo en el mail y reiteró que el cambio al UBS AG de Suiza se debió a “desórdenes administrativos”. Pero Tatiana Crespo no mantiene esta versión. En conversación con CIPER, la encargada de administración y finanzas de UVirtual negó supuestos problemas administrativos y explicó que el traslado sólo se debió al bajo valor del dólar:

-El cambio de cuentas se hizo porque el dólar tiene un valor muy bajo en Chile, lo que le genera a la UDM costos muy elevados para cambiar a pesos chilenos. Ahora las transacciones internacionales se realizan en una cuenta de UVirtual en Suiza porque es más fácil el cambio de divisas –explica Tatiana Crespo, contradiciendo su respuesta a Wilmer Castañeda.

Personas ligadas a Uglobal dicen que si bien el precio del dólar fue un factor a considerar, la razón principal que gatilló el cambio al banco UBS AG de Suiza fue el temor de UVirtual de dejar de percibir su porcentaje mensual por la captación de alumnos y el desarrollo de la plataforma tecnológica para los cursos. Justamente, porque la cuenta de la universidad en el Scotiabank de Chile, donde los alumnos extranjeros depositaban sus mensualidades, había sido congelada semanas antes a petición del Mineduc.

El cambio de cuenta fue sólo una de las tácticas que UVirtual ideó para cortar vínculos con la desprestigiada universidad de Raúl Baeza, Mauricio Villaseñor, Héctor Zúñiga y Sergio Vera. Un mes después del traslado al UBS AG de Suiza, UVirtual firmó un acuerdo para reactivar su convenio de postgrados online con la Universidad de Viña del Mar, el mismo que Óscar Oliva Salgado creó cuando trabajaba en la actual universidad del grupo Laureate y que en 2011 presentó a Raúl Baeza Aspée.

Desde la sede de Bolivia de UVirtual explican que la reactivación del acuerdo con la U. Viña del Mar se gestó mucho antes de conocer la debacle de la U. del Mar. Incluso explican que el convenio con la UDM sigue vigente y que ya planean volver a impartir nuevas maestrías en marzo o abril de 2013. Pero nuevamente otras versiones aseguraron que el convenio con la U. Viña del Mar no se firmó al azar. Personas ligadas a las negociaciones admitieron que UVirtual se contactó con la UVM justo tras conocerse las acusaciones del ex rector Urrutia, en mayo pasado. Su objetivo: desligarse definitivamente de la desprestigiada U. del Mar.


LAUREATE ENTRA AL NEGOCIO

El cambio de cuenta bancaria o el nuevo convenio con la UVM no despertaron las sospechas de Maximiliano Vélez y Wilmer Castañeda, dos de los alumnos colombianos de la Universidad del Mar. Pero no pasaría mucho tiempo para que la incertidumbre se apoderara de los 1.240 estudiantes de las cinco maestrías que UVirtual dicta junto a Uglobal. Hace tres semanas, al ingresar al sitio uonline.cl para revisar el módulo virtual de su curso, Maximiliano Vélez supo por primera vez de la Universidad de Viña del Mar. En el portal de inicio de UOnline, un comunicado firmado por el Vicerrector Académico de la UVM, Juan Pablo Prieto Cox, le daba la bienvenida a “una nueva versión de programas realizados en alianza con UVirtual”. De la Universidad del Mar no había rastro.

Maximiliano Vélez creyó que la página de Uonline había sido hackeada.. Decidió buscar en la prensa chilena alguna noticia que aludiera a la UDM. En pocos segundos, el colombiano se enteró de la historia que hace cinco meses aqueja a su universidad. Así supo de la denuncia del ex rector Urrutia y la auditoría que realizaba el Ministerio de Educación.

Una noticia en particular lo dejó atónito: la solicitud de cierre de la UDM dictada por el Mineduc:

-No podía creer lo que estaba leyendo. Cuando supe que en Chile querían cerrar la universidad lo relacioné de inmediato con la página web de Uonline, que había borrado todo lo relacionado con la U. del Mar. Ahora sólo mencionan la U. de Viña del Mar, a pesar de que estudio en la UDM. La pregunta lógica que me hice en ese momento fue: ¿de qué universidad soy alumno? -cuenta con resignación Maximiliano Vélez.

De inmediato Vélez llamó a los encargados de UVirtual en Chile. Pero la respuesta sólo le confirmó el caos administrativo de la UDM. Le dijeron que se contactara con las oficinas de Uglobal, ubicadas en calle Dieciocho 226, en Santiago. Allí le indicaron que UGlobal se trasladó a Viña del Mar, pero que ante cualquier duda podía comunicarse con el coordinador de postgrados, Óscar Oliva Salgado. Le entregaron un número de celular y un correo electrónico: oscar.oliva@udelmar.cl. Pero el teléfono no existe y el propio Óscar Oliva indicó a CIPER que hace al menos seis meses no presta servicios para la UDM. También, que jamás tuvo una cuenta de correo institucional, porque nunca fue contratado por la universidad.

Sin una respuesta oficial de la U. del Mar o UVirtual, Maximiliano Vélez se contactó con otros estudiantes colombianos. Juntos volvieron a llamar a UVirtual y el 6 de noviembre recibieron un comunicado donde les explicaron que, dada la crisis de la UDM, UVirtual gestionó el traslado voluntario de los alumnos de las cinco maestrías a la Universidad de Viña del Mar, previo pago de US$1.000, dinero que exige la UVM para matricularlos. De acuerdo a la encargada de Administración y Finanzas de UVirtual en Chile, Tatiana Crespo, y autoridades de la empresa en Bolivia, el traslado fue solicitado por alumnos de la maestría en Hidrocarburos, quienes tras conocer la delicada situación que atraviesa la UDM y de la reactivación del convenio con la U. Viña del Mar, exigieron el cambio de universidad.

Personas ligadas a las negociaciones para trasladar a los alumnos desde la UDM a la UVM informaron que la iniciativa no surgió de los alumnos. De acuerdo a sus dichos, el cambio habría sido propuesto por la propia Universidad de Viña del Mar, no para ayudar a los estudiantes, sino porque se trataría de un millonario negocio y la puerta de entrada de la UVM al mercado colombiano, el más cotizado por las universidades privadas para internacionalizarse:

-La U. de Viña del Mar acepta recibir a los alumnos a cambio de US$1.000 porque es un buen negocio. Si los 1.240 estudiantes aceptan cambiarse, la UVM ganaría más de US$1 millón y recibiría todas las mensualidades futuras. Eso por cursos que ya están diseñados y que le generarían muy pocos gastos -admite uno de los encargados del traspaso de alumnos.

¿Qué gana la Universidad del Mar con la pérdida de 1.240 alumnos? Según la misma persona, ningún peso. Pero sí obtiene la seguridad de que ningún estudiante extranjero la demande en caso de que el CNED decrete su cierre. Y eso, de acuerdo a uno de los encargados del traslado, es uno de los objetivos claves de la nueva administración de la UDM, liderada por el presidente de la junta directiva, Pedro Avendaño, y el rector Patricio Galleguillos.


INCERTIDUMBRE EN PERÚ

A pesar de la orden de cierre definitiva solicitada por el Mineduc, la U. del Mar ha asegurado la ejecución de todos sus programas e-learning hasta su culminación. Ello a pesar de que en el CNED, organismo encargado de aprobar o rechazar el cierre encargado por la cartera de Harald Beyer, admiten no poder garantizar que todos los alumnos puedan finalizar sus estudios en el cuestionado plantel. De acuerdo a la secretaria ejecutiva del Consejo, Daniela Torre, uno de los posibles escenarios para los más de 1.500 extranjeros que cursan estudios online con la UDM es que, de aprobar la solicitud del Mineduc, el cierre se haga efectivo en el plazo máximo de un año y medio. Esto pone en duda que los alumnos que ingresaron este año a una maestría online -que dura como mínimo tres años-, puedan efectivamente titularse en la U. del Mar.

Por eso Maximiliano Vélez no descarta aceptar la oferta de UVirtual y cambiarse a la U. de Viña del Mar. Pero nadie le garantiza que los US$1.000 que exige la UVM sean los únicos que debe pagar para finalizar su magíster. Tampoco qué pasará si decide quedarse en la U. del Mar y el CNED decreta su cierre. Por ello, junto al resto de colombianos alumnos de UVirtual, inició una ofensiva en la prensa de ese país, a fin de obtener una respuesta de las autoridades chilenas. El revuelo llegó a oídos de la Cancillería colombiana, la que habilitó un correo electrónico para atender las inquietudes de los estudiantes afectados y mediar ante las autoridades diplomáticas chilenas en dicho país.

Pero hay otros extranjeros que carecen de la información de Maximiliano Vélez. CIPER comprobó que existen al menos 300 estudiantes en Colombia y otros seis países cursando estudios a distancia en la U. del Mar, gracias a acuerdos similares a los firmados con UVirtual En la mayoría de los casos, tanto las autoridades de los institutos en convenio como los estudiantes desconocen que el pasado 9 de noviembre la UDM fue notificada formalmente de la solicitud de cierre definitivo, y siguen esperando la confirmación por parte de Uglobal. En otros casos, los estudiantes ni siquiera sospechan la debacle de su universidad.

Este es el caso de la peruana Margarita Manchego, quien cursó la carrera de Ingeniería Comercial en la Universidad del Mar gracias a un convenio de e-learning con el instituto Microconsult de Arequipa. Ella no sabía de la orden de cierre que pesa sobre su universidad, e indicó que en Microconsult niegan que la UDM tenga problemas. Ello, a pesar de que aún no obtiene la homologación de su título en Perú, debido al retraso en la entrega de documentos por parte de la U. del Mar. Tras enterarse del posible cierre, cree que son las irregularidades de la universidad las que le impiden convalidar sus estudios:

-Ni Micronsult ni la U. del Mar nos informaron de esta orden de cierre. Lo único que nos ha dicho Micronsult es que la universidad aún no entrega las estampillas que exigen en Perú para homologar nuestro título. Ahora llamaré a Microconsult para exigir una explicación –afirma sorprendida Margarita Manchego.

Como UVirtual, Microconsult es otra de las instituciones extranjeras con las que la U. del Mar suscribió convenios para entregar títulos en el extranjero. Si bien no existe certeza de que opere a través de UGlobal, en el sitio web de Microconsult se indica que los títulos y grados son otorgados por la sede de la UDM en Arica. Uno de los profesores de los cursos es José Daniel Greenhill, ex rector de la sede Iquique de la UDM entre 2006 y 2011 y socio de Raúl Baeza Aspée y Mauricio Villaseñor en las empresas Comercial y Servicios Vizú Ltda. e Inmobiliaria e Inversiones Doña Teresa Ltda., dos de las 85 empresas relacionadas con la universidad. CIPER comprobó que la primera de estas sociedades le debe dinero a la UDM y que Inversiones Doña Teresa, construyó la sede de Iquique -inmueble avaluado en más de $1.358 millones- y cobra UF 1.000 por concepto de arriendo.

En su sitio web, Microconsult indica que junto a la U. del Mar dictan al menos siete especializaciones, cuatro carreras profesionales, cinco diplomados, un MBA e incluso un doctorado en Administración de Empresas. Pero en su sede de Arequipa, niegan este prolífero acuerdo. El encargado de convenios de Microconsult, José Álvarez, dijo a CIPER que el único programa dictado junto a la UDM ha sido el curso de Ingeniería Comercial de Margarita Manchego, con 24 alumnos en total:

-El convenio lleva cinco años, pero sólo hemos dictado una promoción de Ingeniería Comercial. Los otros programas sólo los publicitamos en el sitio web, pero no los concretamos porque la UDM paralizó la admisión a causa de sus problemas –afirma José Álvarez.

Su versión sería creíble de no ser por Álvaro Rodríguez, quien en diciembre iniciará su último semestre de Ingeniería en Administración gracias al convenio firmado por la U. del Mar con Microconsult. Como Margarita Manchego, Álvaro Rodríguez tampoco sabía de la solicitud formal de cierre dictada por el Mineduc, menos que en Microconsult niegan su curso como uno dictado en convenio con la UDM:

-En el curso ahora estamos en vacaciones, por lo que Microconsult no nos ha informado del cierre. Y que no reconozcan la carrera que estoy cursando en la UDM nos crea otro problema, porque desde que nos matriculamos Microconsult nos ha dicho que somos alumnos de esa universidad y eso lo siguen manteniendo hasta ahora –expresa Álvaro Rodríguez desde Arequipa.


LOS OTROS CONVENIOS DE UGLOBAL

En Argentina, más de 100 alumnos viven una situación similar a la de Maximiliano Vélez en Colombia y Margarita Manchego en Perú. En Mendoza, Fundación Universitas dicta desde 2011 tres licenciaturas en convenio con Uglobal. Allá también desconocen que el CNED notificó oficialmente la solicitud de cierre definitivo de la UDM. La directora académica del Instituto Superior de Fundación Universitas, Julieta Casnati, indicó a CIPER que Uglobal les informó a través de un comunicado que la solicitud de cierre aún no es oficial, pero que en cualquier caso todos los alumnos podrán terminar sus estudios en la universidad. Sin embargo, como medida precautoria, Fundación Universitas decidió no impartir los cursos el próximo año:

- Las autoridades de la UDM nos informaron del posible cierre y aseguraron que cumplirán con todo lo necesario para que los alumnos finalicen sus licenciaturas, pero no hay nada oficial todavía. Por eso hasta nuevo aviso no matricularemos nuevos alumnos, porque no sabemos qué pasará el próximo año con la universidad –admite Julieta Casnati.

En Brasil manejan aún menos información. Allá Raúl Baeza Aspée firmó en noviembre de 2009 un convenio con Instituto Educar, que junto a Uglobal dicta desde 2010 una maestría en Ciencias de la Educación que actualmente cuenta con más de 120 alumnos. Fernando García Junior, coordinador general del Instituto Educar, indica que la única información que han recibido desde Uglobal es que la UDM es investigada por el Mineduc. Como en Argentina, tampoco saben que el CNED ya notificó el cierre a la U. del Mar, pero admiten que, de comprobarse las irregularidades, evaluarán la continuidad del convenio:

- Hemos comunicado a los alumnos que la universidad está en un proceso de auditoría, pero que pueden estar tranquilos porque lo que nos ha dicho Uglobal es que la legislación chilena garantizará la continuidad de estudios a los alumnos ya matriculados. Por ahora no abriremos más programas, porque queremos conocer la decisión final del Mineduc. Pero si la UDM cierra no podremos continuar el convenio, porque no podemos representar a una universidad cerrada, eso es claro -admite García Junior.

Existen otras dos instituciones que han firmado convenios para dictar cursos online con la Universidad del Mar: Instituto Ithiel, en Colombia, y Grupo IOE de España. Según su sitio web, el primero dicta seis maestrías junto a Uglobal. Grupo IOE, en tanto, el 14 de marzo de 2012 constituyó en Chile, a través de su director general Arsenio Sánchez Gómez, la empresa Institución Euroamericana de Formación E.I.R.L., la que en su página web publicaba hasta la semana pasada dos maestrías en convenio con la Universidad del Mar y la foto de Raúl Baeza Aspée en la bienvenida a los nuevos alumnos. Tanto Ithiel como Grupo IOE declinaron referirse a los convenios con Uglobal.

Hasta el momento, la única institución extranjera en convenio con la UDM que ha ofrecido soluciones a sus alumnos es UVirtual. Personas cercanas a la empresa en Chile indican que incluso estarían dispuestos a pagar los sueldos de los profesores, ya que la U. del Mar les habría informado no tener dinero para hacerlo. Pero no se sabe si el resto de los institutos en Perú, Colombia, Argentina, España y Brasil, asumirán las responsabilidades que la universidad no pueda cumplir en caso de decretarse su cierre. Tampoco si sus alumnos podrán titularse en el plantel, por lo que, por ahora, los más de 1.500 alumnos de la Universidad del Mar en el extranjero sólo pueden esperar la decisión final del CNED, el que en un plazo máximo de seis meses resolverá el eventual cierre de la U. del Mar.


Publicado originalmente en CIPER (21/11/2012)

No hay comentarios: