miércoles, 7 de septiembre de 2011

CIPER OBTIENE DOS MENCIONES HONROSAS EN EL PREMIO LATINOAMERICANO DE PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

Entre el 2 y el 5 de septiembre se llevó a cabo en Guayaquil la 3ª Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN 2011). Durante esos días, varios de los más destacados periodistas del continente presentaron sus trabajos y también se entregó el Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación, que otorga cada año el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) junto con Transparency International (TI). El trabajo “Diarios Secretos”, publicado por un equipo del periódico Gazeta do Povo y RPC-TV de Brasil, fue galardonado con el primer lugar. CIPER figuró entre los finalistas y obtuvo dos menciones honrosas, además de una mención especial por ser uno de los “nuevos medios digitales sin fines de lucro como un modelo de excelencia periodística”.



Para develar lo que ocurría en la Asamblea Legislativa de Paraná se necesitaron dos años, cuatro periodistas y la revisión de miles de páginas de información. Al principio, el objetivo era sólo mostrar cuántos eran los empleados de la institución legislativa estatal, un dato que la dirección de la Asamblea se negaba a entregar. Entonces, los periodistas de Gazeta do Povo y RPC-TV recurrieron a los diarios oficiales. Así comenzó a configurarse “Diarios Secretos”, el trabajo que este año fue galardonado con el primer lugar del Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación que otorgan anualmente el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparency International (TI).
El equipo compuesto por los periodistas James Alberti, Gabriel Tabatcheik, Karlos Kohlbach y Katia Brembatti, después de revisar cientos de documentos, algunos de carácter secreto y otros que se habían mantenido ocultos, y consolidar la información en una gigantesca base de datos, logró revelar un esquema millonario de desvío de fondos públicos. El trabajo, que pretendía publicarse en entregas que no durarían más de dos semanas, se tradujo en tres meses de publicaciones que cada día revelaban una nueva irregularidad y que generaron la movilización de una ciudadanía indignada con una malversación que salpicó a todo el aparataje legislativo de Paraná.
El jurado compuesto por los periodistas Gustavo Gorriti (Perú), Marcelo Beraba (Brasil), Gerardo Reyes (Estados Unidos) y María Teresa Ronderos (Colombia) se reunió en la 3ª Conferencia Latinoamericana de Investigación (COLPIN), que se realizó en Guayaquil entre el 2 y el 5 de septiembre. En el evento, se presentaron trabajos del primer Curso Latinoamericano de Proyectos de Investigación, se compartieron estrategias y herramientas para desarrollar investigaciones periodísticas, se presentaron libros y hubo ponencias y exposiciones de los principales trabajos publicados en el continente.

183 trabajos en competencia

Para otorgar el premio, el jurado revisó 183 trabajos inscritos en prensa, radio, televisión e Internet, preseleccionando 34 como finalistas. De ellos, “por su destacada calidad”, el jurado decidió darle menciones honrosas a 14 y premiar a tres ganadores.
Por recibir el primer lugar, el equipo brasileño cobró un premio de US $15.000. El segundo puesto, con un premio de US $10.000, lo obtuvo el salvadoreño Carlos Dada por su investigación publicada en El Faro y titulada “Así matamos a monseñor Romero”, donde revela cómo se planeó y ejecutó uno de los crímenes políticos más impactantes de la historia de El Salvador a partir de las confesiones de uno de los autores. El tercer lugar –además de un cheque por US $5.000– lo recibió el periodista Hugo Alconada (La Nación de Argentina) por el trabajo sobre la Unidad de Investigación Financiera como arma política, en el que documenta cómo se utilizó a un organismo del Estado argentino para atacar a opositores políticos.
Entre los trabajos finalistas, el jurado destacó dos series de reportajes realizados por CIPER con mención honrosa. Uno de ellos fue el especial sobre reconstrucción, un trabajo coordinado por el periodista Pedro Ramírez que agrupó una serie de reportajes que develan, entre otras cosas, las fallas estructurales en la construcción de varios de los edificios más dañados con el terremoto de febrero de 2010, el abandono de las familias damnificadas frente a las empresas responsables y los intereses de algunas autoridades –entre ellas el Presidente Sebastián Piñera– en inmobiliarias y constructoras con edificios dañados.
La segunda investigación de CIPER destacada por el jurado fue la serie de reportajes “Médicos sin control”, realizada por el periodista Juan Pablo Figueroa. Esos textos pusieron en evidencia las irregularidades que cometen a diario los médicos en el sistema de salud pública y la nula fiscalización a la que son sometidos.
Ambos trabajos fueron resaltados al cierre del congreso por el relator del evento, el argentino Fernando Ruíz (FOPEA), quien los calificó como “modelos de investigación periodística” que deben ser replicados en todos los países de la región, pues van más allá del tradicional esquema de casos de corrupción política, policial o judicial, y se basan en necesidades más sentidas por la ciudadanía.
Además de las dos distinciones entregadas a los reportajes de CIPER, otros 12 trabajos recibieron menciones honrosas, entre los cuales hay dos de Argentina, cuatro de Brasil, dos de Colombia y otros cuatro que se reparten entre México, Paraguay, Perú y Nicaragua.

Nuevos medios digitales

El jurado también decidió hacer dos menciones especiales. La primera de ellas nuevamente distinguió a CIPER y fue para “destacar el trabajo de los nuevos medios digitales sin fines de lucro como un modelo de excelencia periodística. Muestra de esta reciente pero exitosa experiencia son las investigaciones trabajadas por El Faro (El Salvador), CIPER (Chile), IDL-Reporteros (Perú), y Verdad Abierta (Colombia)”.
La segunda mención especial fue para el reportaje “Guerras desconocidas de Brasil”, realizado por Leonencio Nossa del diario O Estado de Sao Paulo, mediante el cual reconstruyó 32 revueltas populares ocurridas en los últimos 110 años en Brasil, muchas de ellas “perdidas” y clasificadas como crímenes de tierra y vandalismo. En éstas murieron 556 civiles y alrededor de 100 militares. El jurado determinó que el trabajo era digno de una mención especial “por apostar por el género periodístico de revelación histórica como un modelo de extraordinario desarrollo investigativo”.

Publicado originalmente en CIPER (6/9/2011)

No hay comentarios: