lunes, 14 de marzo de 2011

JAPÓN ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DEL 11 DE MARZO


Dicen que es la peor catástrofe en Japón desde la Segunda Guerra Mundial, desde la explosión de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki. Eso aparece en los medios de todo el mundo. Son miles los muertos, los desaparecidos y los evacuados. Las imágenes del terremoto y tsunami que destruyeron el noreste de Japón se han esparcido por todos lados y han puesto en evidencia la magnitud del desastre. En el Radar de hoy, les presentamos una selección con las imágenes más impactantes de lo pasó el viernes y lo que vino después. De la destrucción del terremoto, del avance del tsunami, de la alerta nuclear y ahora, de la amenaza de un volcán que empezó a hacer erupción. De lo que era Japón antes y de lo que es ahora.
 
The Big Picture suele compilar en un solo sitio las mejores fotografías de los principales sucesos mundiales. Con lo que pasó en Japón no fue la excepción. El mismo viernes publicaron una selección de 47 fotos provenientes de distintas agencias periodísticas. En ellas, se puede ver no sólo el caos mismo de la destrucción, sino que también el pánico captado en los rostros de unos oficinistas justo en el momento en que esperan bajo sus escritorios que cese el movimiento. Para ese momento, la noticia aún estaba fresca. Al día siguiente volvieron a la carga con otras 44 imágenes, esta vez con detalles de lo que vino después: de las evacuaciones, de los rescates. Se ven barcos encallados en un mar de escombros, personas alejarse con lo puesto, rescatistas sacando a algunas víctimas de entre las ruinas y un perro en los brazos de un hombre que arranca. Él tuvo suerte, no como los otros dos sobrevivientes que aparecen en esta secuencia difundida por la televisión japonesa.
Uno de los primeros videos que registra el ingreso de la ola en una zona urbana, es también uno de los más impactantes y uno de los que más fuerza ha agarrado en las redes sociales. Un hombre sostiene su cámara a nivel de la calle, en plena ciudad, mientras el agua de a poco comienza a llegarle a los pies. En cosa de minutos, todo está bajo un torrente. Algo similar se puede ver en las imágenes de este video, que muestran desde la cima de un cerro donde algunas personas se refugiaron, cómo el nivel del agua desborda un muro de contención y avanza por un poblado destruyendo edificios y todo lo que estaba a su paso. Hoy El Dínamo subió un video captado desde el interior de un aeropuerto. Imagine que viene llegando o está a punto de tomar un vuelo y al ver por la ventana ve cómo todo lo que está afuera es arrasado. Eso es precisamente lo que registró la cámara.
Mientras CNN entrevistaba a algunos japoneses que se habían refugiado en la azotea de un edificio, la cámara pudo detectar a unas personas encerradas en un vehículo y su posterior rescate.
Pero el tsunami no fue la única consecuencia del terremoto. El sábado se informó de la explosión de uno de los cuatro reactores en la central nuclear de Fukushima. Lo que vino fue una alerta nuclear que obligó la evacuación de miles de personas y que hasta este lunes, según se ha reportado en varios medios, amenaza con ser peor incluso que Chernobyl. En la serie de fotografías que hoy publica BBC aparece un hombre siendo lavado por militares, para reducir la posible contaminación radioactiva en la población. Hay fotografías también sobre eso en la selección de The Big Picture del sábado 12 de marzo.
Un buen resumen es lo que presentó ayer ABC News en su sitio web: una serie de imágenes interactivas con un antes y un después de distintos lugares de Japón afectados por el maremoto. Al mover el mouse del computador sobre la imagen, se despliega sobre el paisaje previo al desastre otra foto posterior, mostrando sus consecuencias.
Pero el peligro aún no ha pasado en Japón. Al terremoto, posterior tsunami y siguiente emergencia nuclear, se suma ahora la erupción del volcán Shinmoedake. El estallido de rocas y ceniza alcanzó un radio de 1.800 metros y destrozó ventanas en localidades situadas a seis kilómetros. Todavía no se sabe si el incremento de su actividad tiene que ver con el sismo.

No hay comentarios: