sábado, 28 de febrero de 2009

LA NIÑA QUE SILENCIÓ AL MUNDO POR 6:32 MINUTOS



Han pasado casi 17 años desde que se pronunció este discurso, y a pesar del boom verde, la moda de hablar del calentamiento global y de los cataclismos climáticos que se nos vienen (los más fatalistas anuncian el fin del mundo), sigue vigente. Severn Suzuki tenía 12 años y se paró frente a los delegados ambientales de la ONU durante seis minutos y medio. Les habló del futuro, de un planeta que iba camino a la destrucción producto de la irresponsabilidad humana. "Perder mi futuro no es por perder una elección o dos puntos en el mercado de acciones", les dijo de entrada. Todos la oyeron con atención. Terminó con aplausos.

Sus palabras aún suenan fuerte y nos ayudan a reflexionar en cuánto se ha hecho para frenar la situación. Animales que se extinguen y otros que mueren sin razón -recordemos la foto del juez Garzón junto al ministro de justicia Español después de una cacería de venados-, aire contaminado -en las olimpiadas de Beijing quedó expuesto a todo el mundo- y filtraciones UV que calientan la Tierra -ahora los noticieron, junto al prosnóstico del tiempo, tienen que mostrar los índices de rayos ultravioleta, que por lo general son altísimos-. Severn dice temer del sol, temer del aire y de un futuro en que plantas y animales desaparezcan por completo. Ese futuro ya está aquí. Y aunque aún no llega ese cataclismo, queda mucho por hacer.

No hay comentarios: